Al señor Presidente Danilo Medina, don Alvaro Arvelo y lo que se dice

La Redacción del prestigioso diario digital “almomento.net”, ha publicado que un miembro de la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía, informó bajo reservas que desde el Palacio Nacional ordenaron echar para atrás la decisión de suspender por 20 días al comentarista Álvaro Arvelo, por los insultos al padre y fundador de nuestra República Dominicana.

Señor presidente, al escuchar el audio del señor Arvelo, podemos constatar que las expresiones no fueron hecha como un aporte a la ampliación del conocimiento sobre nuestro padre y fundador, sino que se aprecia que fueron hechas de manera despectiva y al parecer con la intención de degradar la persona e imagen del patricio, digo esto porque los que escuchamos y seguimos al señor Arvelo, hemos podido sentir que para él ser homosexual constituye una degradación, pareciera que percibe a los homosexuales como personas con poco valor e inferiores y por ello en muchos casos cuando no está de acuerdo con alguien que llama y lo contradice o provoca lo llama homosexual, esos comentarios eran innecesario y todos nosotros que dicho sea de paso hemos muy mal seguido el ejemplo de sacrificio de Duarte y al contrario preferimos la buena vida, el poder y la riqueza,  incluyendo a su gobierno señor presidente, lo menos que podemos hacer es imponer el respeto hacia quienes sacrificaron sus vidas y bienes para darnos una independencia y nombre como nación.

Cualquier persona tiene derecho de escribir y opinar sobre la persona de Duarte en cualquier orden, solo que esto debe ser bajo la base de datos posible de ser corroborados y dentro de los términos claro está que las leyes nuestras nos permitan, incluso sostener que fuera homosexual no constituiría una violación si se está en condiciones de sostener las razones por la que se  hace el señalamiento sobre su preferencia sexual, pero habría que estar en condiciones de demostrar con base que se trata de aportar al conocimiento de la persona del patricio, no de hacerlo con la intención de denigrarlo o reducirlo.

Presidente Medina, si esto es como se ha denunciado entonces para su gobierno y sus funcionarios JUAN PABLO DUARTE como padre de la patria no tiene ningún valor y sería una señal muy dañina para las generaciones venideras.

He sido un admirador de don Álvaro, sin ni siquiera conocerlo y porque lo he admirado y seguido es que tengo la obligación de criticarlo en esta ocasión.

Fabio García  

Comentários no Facebook