Continúan protestas en Honduras por crisis política tras reñidos comicios

 

Tegucigalpa.- Las protestas en Honduras  por un presunto fraude contra el candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, continúan hoy con acciones violentas que incluyen bloqueos de carreteras que comunican a importantes ciudades del país centroamericano.

Las autoridades electorales aún no han anunciado al ganador de los comicios presidenciales, de los que Nasralla y el gobernante y aspirante a la reelección, Juan Orlando Hernández, se autoproclamaron ganadores, en una votación hasta ahora muy cerrada- 1.332.833 de votos para candidato oficialista y 1.286.245 para el opositor, según los datos oficiales más recientes.

Los bloqueos de los simpatizantes de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura, que postuló a Nasralla, se han registrado en ciudades como Tegucigalpa, la capital, en el centro del país; San Pedro Sula, norte, la segunda en importancia, y La Ceiba, en el Caribe, entre otras.   

Oficialmente se habla de manifestantes heridos, en un número no determinado, incluidos una docena de policías y militares según dijo este viernes un oficial de la Secretaría de Seguridad.

En Tegucigalpa uno de los bloqueos con quema de neumáticos y otros materiales se registraba esta mañana en la salida hacia los cercanos municipios de Santa Lucía y Valle de Ángeles.

Una acción similar se desarrollaba en uno de los principales bulevares que conecta la ciudad con la salida del norte y la de oriente, donde los manifestantes se tomaron un carril del bulevar y comenzaron a instalar barricadas con neumáticos y le prendieron fuego.

Anoche, en la capital, se registraron varios hechos violentos contra negocios de comidas rápidas y saqueos, y el derribo de una estatua del general Manuel Bonilla, fundador del gobernante Partido Nacional, el 27 de febrero de 1902.

Seguidores del candidato opositor Salvador Nasralla gritan consignas contra el gobierno cerca del lugar donde se guardan los votos de los pasados comicios presidenciales en Tegucigalpa, Honduras, el jueves 30 de noviembre de 2017. (AP Foto/Rodrigo Abd)

Seguidores del candidato opositor Salvador Nasralla gritan consignas contra el gobierno cerca del lugar donde se guardan los votos de los pasados comicios presidenciales en Tegucigalpa, Honduras, el jueves 30 de noviembre de 2017. (AP Foto/Rodrigo Abd)

La imagen de pie de Manuel Bonilla fue derribada de su pedestal en la Plaza La Leona, un sitio desde donde se divisa casi toda la capital hondureña.

Los enardecidos manifestantes fraccionaron la estatua y a la cabeza la tiraron a otro lado, además de bloquear con la quema de neumáticos al menos una de las calles de acceso a la plaza.

En San Pedro Sula, las tres casetas de peaje en el norte, sur y este de la ciudad fueron incendiadas, también hubo hechos violentos en el municipio cercano de Choloma, camino hacia Puerto Cortés, en el Caribe.

En la central ciudad de Siguatepeque fue incendiado parcialmente y rotos los cristales del edificio de la Municipalidad, lo mismo que el Banco Banrural, según informó una emisora de radio.   Se han reportado hechos violentos en la ciudad de Catacamas, departamento oriental de Olancho.

Las manifestaciones comenzaron en la noche del miércoles, luego de que Nasralla denunciara que en el Tribunal Supremo Electoral había sido paralizado el sistema de cómputo que está brindando información y que se estaba fraguando un “fraude” contra él.

Ambos aspirantes a la primera magistratura se autoproclamaron vencedores el mismo domingo, antes del primer boletín oficial del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que entonces daba ventaja al opositor, situación que se revertió a partir del miércoles pasado.

El magistrado presidente del TSE, David Matamoros, dijo el miércoles que el sistema se había caído, que se estaba trabajando en resolver el problema, pero que los resultados no sufrían alteraciones.

El TSE había dicho que el jueves se conocería el nombre del presidente electo, lo que no fue posible porque el escrutinio de las actas electorales no ha terminado debido a que más de un millar son inconsistentes.

El “escrutinio especial” de esa actas iniciará este viernes, sin que se conozca el tiempo que llevará, lo que prolonga la incertidumbre y la crisis en el país centroamericano.

Observadores internacionales recomendaron el jueves escrutar el 100 % de las actas, incluidas las especiales, antes de revelar el nombre del ganador de los comicios presidenciales, dado lo cerrado de las votaciones.

Fuente. eldia.com.do

Comentários no Facebook