Hospital Ney Arias Lora atiende a unos 20 motoristas accidentados cada día

SANTO DOMINGO.- El Hospital Traumatológico Ney Arias Lora atiende diariamente a un promedio 20 motoristas en su servicio de Emergencia por accidentes de tránsito, según informó hoy el director del establecimiento de salud, doctor Amaury García Silverio.


Según explicó el cirujano endovascular mediante un comunicado, un motorista que tenga una lesión o contusión severa puede consumir hasta 32,000 pesos diarios en concepto de atención en cuidados intensivos, donde podría estar hospitalizado hasta un mes, existiendo, además, probabilidades de quedar con lesión permanente.

Los traumatismos vértebro-medulares suelen ser los que dejan lesiones más severas porque la persona que lo sufre jamás vuelve a caminar, señaló del galeno, que señaló aproximadamente el 7 % de los accidentados presentan este tipo de traumatismo.

Además, indicó que solo un 30 % de los lesionados por choques de tránsito puede reincorporarse a la vida productiva que llevaba después de haber sufrido una lesión cerebral.

Silverio también manifestó que cuando se trata de una fractura de hueso largo, el gasto ronda los 200,000 pesos que incluye la atención directa, como cirugía, los medicamentos que se utilizan y el material gastable.

“Pero si se trata de un paciente que requiere ser llevado a cuidados intensivos y al que hay que hacerle alguna intervención quirúrgica, sea abdominal, torácica o neuroquirúrgica, entonces el costo se eleva y puede llegar a los 600,000 pesos, una suma que suele ser insostenible para nuestra sociedad”.

Sin embargo, el doctor apuntó que la cobertura del Seguro Nacional de Salud (Senasa), que va creciendo con el régimen subsidiado, ayuda un poco a aliviar ese fenómeno.

“El problema de trauma lo vemos de forma tripartita: de forma personal en quien padece la situación, el familiar que debe adherirse a cuidar al paciente y la carga social, en esas tres dimensiones se da”, dijo.

El galeno destacó que lo lastimoso de todas esas situaciones es que el trauma es altamente prevenible, de ahí la importancia de desarrollar campañas sobre la importancia de la prudencia para evitar choques de tránsito, dándole cascos protectores a los adultos, e interviniendo con la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett).

Reiteró que el problema del trauma muchas veces tiene su origen en la vía pública, por el incumplimiento de las leyes de tránsito y dijo que el 90 % de estos sucesos son producto de la imprudencia y algo que debe trabajar con educación.

Fuente:elnuevodiario.com.do

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: